Search Engine Marketing (SEM)


¿Qué es el SEM?

Se denomina SEM a las campañas de anuncios pagos dentro de motores de búsqueda.

¿Qué significa?

La sigla SEM viene del término Search Engine Marketing, que en español se conoce como Mercadeo de Motor de Búsqueda. Okay, pero ¿qué significa? Este concepto a simple vista parece que abarca todas las técnicas y herramientas que se utilizan para un crecimiento orgánico de nuestra marca en buscadores como Google, Bing o Yahoo, pero en realidad es mucho más simple que eso. 

En la práctica, se denomina SEM a las campañas de anuncios pagos dentro de motores de búsqueda. Eso quiere decir lograr un posicionamiento alto dentro de buscadores como los que ya mencionamos. Si alguna vez te ha aparecido un anuncio cuando buscaste algo en Google, sabrás de lo que hablamos.

El SEM nos ayuda a lograr una mayor visibilización en motores de búsqueda, además de permitir el acceso a un público objetivo de manera más precisa y rápida.

Las Ventajas del SEM

Rapidez

En comparación con las estrategias SEO, el SEM nos otorga resultados más rápidos en caso de buscar un efecto a corto o mediano plazo. Sin embargo, si buscamos un cambio a largo plazo, el SEO será la herramienta indicada, aún cuando hay que sostener un trabajo en el tiempo.

Segmentación

Al igual que en el punto anterior, el SEM se destaca por ser más directo que el SEO. Si tenemos claro que buscamos llegar a un público objetivo determinado, el SEM nos facilitará el trabajo a corto y mediano plazo.

Herramientas

El trabajo con SEM lo podemos complementar con otras herramientas como Google AdWords, que nos permite medir las conversiones que generamos, así logramos monitorear nuestras campañas en tiempo real y poder ver qué funciona y qué no, para luego ajustarlas para que estén óptimas.

Presupuesto

El SEM nos permite elegir cuánto dinero queremos destinar a la campaña, ideal para situaciones donde nuestro presupuesto no es muy grande. También podremos decidir cuánto pagar por cada click recibido en nuestro anuncio.

Extras

Cuando empleamos el SEM no sólo tendremos apariciones en los motores de búsqueda sino que también podremos aparecer en búsquedas de páginas que sean nuestra competencia, y así atraer a clientes potenciales.

El SEM nos ayuda a lograr una mayor visibilización en motores de búsqueda, además de permitir el acceso a un público objetivo de manera más precisa y rápida.

Las 5 claves para una estrategia SEM

Google Ads

Esta herramienta de Google nos permite realizar publicidades pagas en internet. Estos anuncios aparecerán cada vez que un usuario de internet busque las palabras claves que nosotros indiquemos, y también tendremos la posibilidad de destacar en otras páginas web que sean similares a las nuestras.

Palabras clave

Éstas son las palabras que los usuarios utilizan a la hora de buscar en los distintos motores como Google. Es importante saber cuáles palabras claves vamos a utilizar para poder llegar al público correcto. Si aún tienes dudas sobre esto, puedes buscar herramientas para palabras clave como la que brinda Google, el Planificador de Palabra Claves.

Grupo de anuncio

Parecido al A/B Testing, esto te permitirá saber cuáles de tus anuncios han tenido un impacto más grande. Por ejemplo, si tenemos un ecommerce de indumentaria, una buena estrategia sería elegir varias palabras claves, y acompañarlas de anuncios diferentes. Así podremos observar cómo se comportan y cuáles generan más conversiones.

Campaña

Las campañas son un paso más de los grupos de anuncios. Las campañas son un conjunto de grupos de anuncios para diferentes productos. Siguiendo con el caso del ecommerce de indumentaria, podríamos aplicar una campaña para jeans, otra para buzos y así.

Red de búsqueda

Las redes de búsqueda son los lugares donde aparecerán nuestros anuncios. Estas pueden ser parte del motor de búsqueda que elijamos, por ejemplo en Google Play, Google Maps o Google Shopping en caso de Google, o bien pueden ser socios de búsqueda, como es el caso de Youtube.

Hoy en día podemos acceder a cualquier información, lugar o producto que queremos con tan solo nuestro teléfono o computadora.