Return on Investment (ROI)


¿Qué es el ROI?

El ROI permite saber cuánto dinero perdemos o ganamos con las campañas que llevamos a cabo en nuestros diferentes canales.

¿Qué es el Return On Investment?

Uno de los indicadores más conocidos en el mundo del marketing digital es el Retorno sobre la Inversión (o ROI, abreviatura por su nombre inglés Return On Investment).

Como el propio nombre nos indica, el ROI permite saber cuánto dinero perdemos o ganamos con las campañas que llevamos a cabo en nuestros diferentes canales.

¿Cómo es que se calcula el ROI?

Una de las cosas de mayor importancia que debemos tener en cuenta cuando realizamos una estrategia Marketing Digital, es comprobar sus resultados y medir su rentabilidad.

El ROI es de gran utilidad para evaluar esta rentabilidad porque se transforma en la relación entre la inversión y los beneficios generados. Para calcularlo podemos hacer uso de la siguiente fórmula:

ROI = (Beneficio – Inversión) / Inversión

Para que entendamos mejor, usemos un ejemplo. Tenemos $500 en recursos que destinamos para poder ofrecer nuestro servicio, o para lanzar una campaña de Marketing. Si obtenemos, una vez que finalice, $1.500 de beneficios, el retorno de la inversión será del 200%. ¿Qué significa? Que por cada dólar que hayamos invertido inicialmente, obtenemos un retorno (beneficio) de la inversión de $2.

Este dato es fundamental cuando tengamos que evaluar un proyecto. Si el retorno de la inversión es positivo significa que el proyecto es rentable. En el caso contrario, si el resultado es negativo, la inversión no nos será rentable y estaríamos perdiendo dinero.

Calcular el ROI es fundamental para tomar la decisión de inversiones futuras. Tendremos la información que necesitamos para evaluar qué proyectos resultan más rentables. Además, nos marcan el camino que tenemos que seguir en el futuro.

Su diferencia con ROAS

El ROAS (Return on Advertising Spend), que en español significa Retorno sobre la Inversión Publicitaria, ejecuta la función que su nombre le atribuye. Su número se refiere a los gastos relacionados con publicidad. El ROAS es la métrica más importante para la agencia publiciaria, ya que que los costos internos administrativos del cliente no son tomados en cuenta en ese análisis.

En otras palabras, a través del ROAS, la agencia puede tener una visión genuina de los lucros e inversiones de su cliente en cuanto a campañas publicitarias. Si el cliente ha invertido $1.000 en publicidad y ha cobrado $2.500,00, su ganancia fue de $1.500.

Para que hagamos un buen uso del ROAS, primero tenemos que entender bien qué significan resultados, que se dan en porcentajes.

En caso de que tengamos un resultado de 100%,  significa que la campaña tiene una ganancia igual a la inversión. Es decir, por cada $1,00 invertido, hay una ganancia de $1,00.

Por otro lado, si el ROAS es mayor a 100%, eso nos indica que la ganancia es mayor a la inversión, y que generamos dinero con la campaña. Si tuviéramos un ROAS de 300%, por cada dólar invertido, estaríamos recuperando $3. En caso de tener un ROAS menor al 100%, eso nos indica que la campaña no supera el monto de inversión, por lo tanto perdemos dinero. Con un ROAS de 95%, de cada 1000 dólares invertidos, solo volverían 950.

El ROAS (Return on Advertising Spend), que en español significa Retorno sobre la Inversión Publicitaria, ejecuta la función que su nombre le atribuye. Su número se refiere a los gastos relacionados con publicidad.

En conclusión, el ROI es una de las métricas más importantes para una marca o negocio en estos tiempos. Si bien el ROAS tiene en cuenta los gastos en publicidad, el ROI contempla todos los gastos generados y los contrasta con el dinero que ingresa. Con un buen análisis y estrategias, podemos aumentar nuestro ROI y seguir creciendo sin perder nuestras inversiones.